Astrometría

La astrometría se encarga de medir la posición exacta de los astros, así como sus paralajes y movimiento propio. Es una disciplina muy antigua en la que la mejora de los instrumentos ha permitido mejorar la precisión de las medidas de forma considerable.

Con la llegada de las cámaras de placas y más concretamente las cámaras digitales CCD y CMOS, las mediciones ahora son mucho más precisas.

Las medidas que se toman son siempre respecto a un objeto conocido en el cielo, es decir, existen puntos de referencia, estrellas, cuya posición se conoce y a partir de la cual se puede deducir la posición de cualquier otro punto de la foto. Esto implica que nuestras medidas nunca serán más precisas que los propios catálogos estelares que usamos de referencia. La cuestión no es baladí, la refracción atmosférica hay que compensarla, algunas estrellas se desplazan, etc. por lo que no todos los catálogos funcionaban igual de bien. Ha tenido que ser la misión espacial Gaia de la ESA la que ha creado un catálogo estelar increíblemente preciso tanto a nivel astrométrico como fotométrico.

Los aficionados podemos hacer astrometría con una precisión muy respetable por debajo del segundo de arco. Podemos medir con precisión suficiente para uso científico objetos del sistema solar como asteroides, cometas o satélites. El organismo encargado del seguimiento de los planetas menores del sistema solar es el Minor Planet Center (MPC), donde aceptan medidas de aficionados siempre que cumplan ciertos criterios y rigor. El caso más habitual es el de los NEOs, asteroides en posible rumbo de colisión con la Tierra que van a estar poco tiempo visibles y para los que es necesario captar tanta información como sea posible para obtener una órbita precisa y saber cuando nos volverá a visitar.

Las publicaciones aquí presentadas corresponden en su mayoría a confirmaciones solicitadas por el MPC de asteroides previamente desconocidos.

El observatorio de la asociación, el CAAT tiene el código MPC J57 y en el momento en que se escribe este artículo lleva publicadas 339 observaciones que pueden consultarse en NEODyS